Pagina Abierta

Palabras y palabros

PALABRAS Y PALABROS


Lo que se ha dado en llamar lenguaje inclusivo es sin duda el esfuerzo para conseguir una sociedad más equitativa y más justa. Estoy totalmente de acuerdo en buscar esa equidad, esa justicia, esa ausencia total de discriminación por género, sexo o lo que sea. Aunque a veces se llega al absurdo —de esto ya se ha hablado mucho— y no estaría de más andarse con cuidado para no pervertir el lenguaje innecesariamente o llenar el discurso de masculinos y femeninos unidos por la conjunción "y" hasta llegar al ridículo ("amigos y amigas, los hombres y mujeres de este instituto, colegiales y colegialas, nos sumamos a los trabajadores y trabajadoras, a los camaradas y las camaradas, unidos y unidas para los propósitos de todas y todos... etc. y etc.). No digo que no pueda hacerse, pero ¿a que resulta cansino?


cuando en el examen hay un justifica tu respuesta libreria 40517479Siempre he defendido que el lenguaje debe superar las barreras tradicionales del machismo, dejar de utilizar "hombre público" como algo bueno y "mujer pública" como algo denigrante; dejar de aplicar "zorro" al hombre astuto y tener "zorra" como insulto; o que algo "cojonudo" sea muy bueno y un "coñazo" sea algo malo. Convendría luchar en serio para eliminar tantas desviaciones machistas hasta la médula sin despeñarnos por la estupidez comunicativa.
Y es que hay demasiado postureo en lo de las palabrejas y bastante menos esfuerzo por acabar de una vez con las malditas diferencias de mujeres y hombres; mucho palabrerío y poco luchar por la igualdad real. ¡Que se nos ve el plumero con frecuencia, chicos y chicas! (¡vaya, se me ha escapado!)

Eso sí, si queremos ponernos estupendos, me permito hacer sugerencias para que los deseosos de llevar las cosas hasta el extremo tengan donde agarrarse.


Propongo que a los conserjes, comandantes, muermos, corteses, adalides o ujieres, cuando sean mujeres se les llame "conserjas", "comandantas", "muermas", "cortesas", "adalidas" o "ujieras"; que si se habla de privilegios, misántropos, sansirolés, caníbales o escarabajos se haga también de "privilegias", "misántropas", "sansirolesas", "caníbalas" o "escarabajas". No se asuste nadie porque ya hemos asumido "presidenta" que no deja de ser un disparate etimológico.


¿Por qué frente a la flauta sólo hay flautín y no "flauto"? ¿si el limón es un cítrico, no será la naranja una "cítrica"? ¿La medicina para la próstata no será "medicino"? ¿No convendría equiparar a la sombra el "sombro", en vez del despectivo sombrajo? ¿Si la ambulancia lleva a un señor no será "ambulancio"? 


Para rematar faena, propongo que haya poetas y "poetos", poetisas y "poetisos" anatemas y "anatemos", tenorios y "tenorias", humoristas y "humoristos", luminiscentes y "luminiscentas", ladillas y "ladillos", licántropos y "licántropas", policías y "policíos", artistas y "artistos", fantasmas y "fantasmos", gilipollas y "gilipollos".


Si no, siempre podremos insistir en los dichosos emoticonos o pasar de todo y retorcer el idioma hasta que no lo conozca ni la madre que lo parió.

© 2019 Encomienda Mayor de Castilla. Todos los derechos reservados.Diseño y Desarrollo por José Julián

Search