Pagina Abierta

Tontos con poderes

TONTOS CON PODERES

Decía Paul Henry Spaak. Que “La tontería es la más extraña de las enfermedades. El enfermo nunca sufre, los que de verdad la padecen son los demás”.

Decía un amigo de la infancia, hoy docto, que entre el tonto y el malo, prefería siempre al malo porque en un determinado momento podía convertirse en una buena persona y sin embargo el tonto “lo que natura non da, Salamanca no presta”. El tonto, nace, vive y muere tonto para su desgracia… y la de los demás.

Un periodista muy conocido dijo aquello de que en España hay más tontos que botellines y por lo tanto no cabe un tonto más. Pensaba yo entonces que se trataba de una afirmación bastante exagerada, aunque tontos hay muchos en nuestro país. Hoy lo sigo pensando, pero menos. Sin embargo lo grave de la cuestión no es eso, sino el alarmante hecho de que existan tantos tontos con poderes.

Las tonterías y estupideces hacen de quienes las practican unos seres vacíos y torpes, seres ridículos, tabernarios, fatuos, irracionales y engreídos. La tontería y la estupidez anulan la inteligencia y los sentidos, tan solo alimentan el comportamiento fantasmal y por todo ello, es una enfermedad que sufriéndola el estúpido la padecen los que tienen que aguantarlo… en este caso los sufridos ciudadanos españoles.

© 2019 Encomienda Mayor de Castilla. Todos los derechos reservados.Diseño y Desarrollo por José Julián

Search