La entrevista de Patricia

Ejemplo dELA superación

Ejemplo dELA superaciónEjemplo dELA superación


Justo dio vida a la revista la Encomienda y con ella trascendencia al municipio. Gracias a él, la historia contemporánea quedará registrada.

justo2Justo Pérez ParísHa sabido valorar lo que tenía y apoyarse en las personas más adecuadas, su familia. Su trayectoria no ha sido fácil, siempre estuvo marcada por la ELA, una enfermedad que nunca le detuvo, sino que le impulsó para crear nuevos proyectos. Sin  su familia, probablemente hubiera sido imposible llegar tan lejos, y es que 23 años después no ha envejecido la obra ni su creador, sino que ha sabido adaptarse a las exigencias del tiempo y de las innovaciones tecnológicas. Ahora el papel queda atrás, pero el entusiasmo perdurará. Justo siempre ha sabido sobreponerse a  las circunstancias y adelantarse a los obstáculos para superarlos. Y a pesar de su enfermedad, nunca se vio cohibido, ha sido el principio de la nueva historia, una historia que continuará, solo que ahora en la vía digital.

Pre.- Antes de adentrarte en este gran proyecto, prácticamente enciclopédico para el municipio de Villarejo de Salvanés  ¿a qué te dedicabas profesionalmente?

Res.- Después de trabajar en varias empresas, entre ellas Cuétara y la antigua Barreiros, acabé en Standard Eléctrica (Alcatel) donde ejercí de Inspector de Calidad. Dejé esta empresa padeciendo ya la ELA en 1985. Por aquel año, decidí montar con otro socio, un pequeño taller de artes gráficas en Toledo. Antes de dejar esta última empresa llegamos a trabajar allí hasta 7 personas (todas ellas fijas). Yo era el responsable de la parte de impresión (composición y maquetación de los trabajos). Por aquel entonces comencé a conocer y usar los primeros programas informáticos de diseño gráfico (AldusPagemaker – antiguo Adobe Indesign). Tengo que decir que la imprenta, en el ámbito de la pequeña y mediana empresa, fue de las pioneras en Toledo en usar esa tecnología. Al verme imposibilitado por la invalidez de la enfermedad, en el año 1995 tuve que dejarlo.


Pre.- Dada tu enfermedad, conocida por los vecinos del municipio ¿cómo fue el momento en el que te diagnosticaron? ¿Qué se te pasó por la cabeza?

Res.- En aquel momento era una enfermedad casi desconocida por los propios médicos. Tardaron 5 años en diagnosticármela. En mi caso la degeneración ha ido muy lenta y no fue demasiado traumática, pero en la mayoría de los enfermos, la evolución suele ser fulminante y muy pocos superan los 3 años de vida. En aquel momento no podía ni imaginar lo cruel que puede llegar a ser una enfermedad como esta. Abandoné Estándar Eléctrica sabiendo la enfermedad, pero desconociendo su evolución y consecuencias. Cuando tomé la decisión de irme de aquella empresa, algunos me tacharon de loco, ya que me fui a iniciar un proyecto empresarial con un diagnóstico de ELA, dejando atrás la seguridad de estar en buena compañía. Visto desde la distancia, creo que fue la mejor de las decisiones, puesto que al ser mi empresa pude estar trabajando hasta el año 1995. De otra manera tendría que haberme dado de baja muchísimo antes.


Pre.- ¿En quién te has apoyado en el ámbito personal y profesional? Habrás pasado por momentos muy difíciles ¿en algún momento se ha tambaleado la revista?

Res.- Me he apoyado en mis amigos, familia, mis hijos y sobre todo en mi mujer Fini. La viabilidad de la revista ha estado en entredicho varias veces, casi siempre por motivos externos relacionados con la política, aunque los momentos más difíciles estuvieron provocados por la evolución de la enfermedad, ya que ésta avanzaba inexorablemente. Llegó un momento en el que ya no podía hacer nada con las manos, pero las nuevas tecnologías, afortunadamente, también evolucionaban a buena velocidad. Me hice con un ratón infrarrojo que se puede manejar con leves movimientos de la cabeza. Esto fue para mí toda una revolución, me adapté en sólo una semana. Manejaba el ordenador como cualquier persona normal. Esto ocurrió en torno al año 2000, desde entonces la revista Encomienda se ha hecho gracias a este dispositivo.

Pre.- ¿Cuántos años de vida tiene la revista La Encomienda? ¿Cómo surge la idea de crear una revista y justoJusto y Patricia durante la entrevistacómo se materializó?

Res.- La revista cumplirá en mayo 23 años. La idea surgió durante mi primer año de jubilación forzosa por enfermedad y después de dejar la imprenta. Estuve ocupando mi mente en varias cosas durante ese año, hasta que surgió la idea. Villarejo tenía una revista editada por el Ayuntamiento, se llamaba Agenda Municipal, donde incluso participé como articulista. Era una publicación trimestral, y aunque tenía mucho mérito porque fue la primera, yo veía que las noticias no llegaban con la suficiente frescura a los vecinos. Como sabía diseño gráfico, comencé a hacer un boceto en el programa Pagemaker y se lo presenté a  Ángela Huertes (por aquel entonces Concejala de Cultura) y a Pepe Mayor (Alcalde). La idea les pareció muy buena, pero el Ayuntamiento en aquel momento no tenía dinero para subvencionarla. Sin embargo, un año después, al desaparecer la Agenda Municipal, nos asignaron una pequeña ayuda mensual (cubría el 10% del coste de la impresión), importe que prácticamente no ha variado hasta el día de hoy. El resto del coste de la revista (90%) ha sido sufragado siempre por los anunciantes. La primera revista salió gracias a la colaboración económica de la desaparecida Discoteca Castill, tras consultar con mi amigo Julián Toloba, que le pareció una excelente idea.

Pre.- A lo largo de tantos años ¿cuál ha sido el cambio que ha experimentado la revista con la llegada de la era de Internet?

Res.- Cuando comenzamos no existía ni Internet, ni los móviles, ni las redes sociales. Las fotos llegaban por correo urgente, los artículos por fax, y la revista se enviaba a la imprenta impresa en papel y metida en un sobre. Sin embargo en el aspecto internet, sí que fuimos bastantes pioneros, ya que los dominios www.emcvillarejo.com y www.encomienda.es los compramos alrededor del año 2000. En aquel entonces ya teníamos página web, aunque siempre se ha usado más como hemeroteca que como periódico online. En los últimos años internet nos ha facilitado muchísimo la vida. Los artículos, las informaciones y las fotos llegan en tiempo real. Después de estar maquetada, la revista se envía a la imprenta en segundos. Estas mejoras, paradójicamente, también han provocado nuestra desaparición en papel, ya que sobre todo las redes sociales se han adueñado de toda la información municipal y comarcal.

Pre.- El método para la maquetación del producto final ha ido evolucionando ¿cómo la has compaginado con tu enfermedad? 

Res.- En primer lugar, conseguí compaginar mi enfermedad y la revista con un ratón inalámbrico, pero también he usado programas de dictado para escribir sin usar el teclado (Dragon Dictate), el teléfono integrado en el ordenador con el cual podía llamar a los colaboradores, escáneres y OCR (sistema para leer el texto escrito y pasarlo a ordenador). También teclados en pantalla, ya que no puedo usar las manos desde hace años. Aparte del correo electrónico, últimamente los programas de mensajería (Skype y Whatsapp) también nos han ayudado muchísimo.

Pre.- ¿Cuántos han sido los colaboradores que han pasado por la revista a lo largo de sus 23 años de historia? Si recopilamos todas y cada una de sus publicaciones, ¿Con qué te quedas de todos ellos?

Res.- Por la revista Encomienda han pasado incontables colaboradores. Algunos están desde el principio y debido al tiempo que llevamos, también tenemos a varios que desgraciadamente ya ni están en este mundo. No puedo nombrar a ninguno, ni destacar ninguno de los trabajos, porque todos han sido parte de este proyecto, en todos los ámbitos de información, general, política, cultural, histórica o deportiva. 

justo1“cuando entregué en mano la revista Encomienda a Stephen Hawking”

Pre.- ¿Cuál ha sido el mayor hándicap al que os habéis tenido que enfrentar? Supongo que también tendrá que ver con el presupuesto ¿cómo habéis podido aguantar tantos años en estas condiciones? ¿Qué os ayudaba a continuar cada mes?

Res.- El mayor problema ha sido siempre la cuestión económica, y éste también ha sido el detonante que ha ocasionado tomar la drástica y dolorosa decisión de dejar de hacer la revista en papel, ya que llevábamos algunos meses sin poder cubrir los gastos mínimos. Aunque todo lo recaudado siempre ha ido para pagar los gastos de impresión, los cuales eran muy altos (de media, unos 3.000€ mensuales). Siempre nos dolió la falta de compromiso de algunos comercios de Villarejo que en estos 23 años nunca colaboraron con nosotros. También hemos sufrido la morosidad de alguno que otro, muy puntual, aunque siempre muy frustrante. Hemos aguantado porque la filosofía de la revista Encomienda siempre fue la gratuidad y que se pagara con lo recaudado, además de nuestra tenacidad y la de los anunciantes. Algunos de ellos llevan desde el principio… Otros han estado menos tiempo pero han sido igual de importantes. Aparte, el objetivo de este proyecto siempre fue el de una terapia personal y de superación para sobrellevar mi enfermedad.

Pre.- Son muchos años de historia y habrá anécdotas de todo tipo ¿cuáles han sido para ti las más llamativas?

Res.- Anécdotas hay infinitas, aunque quizás la más llamativa fue la revista de marzo del año 2010, que revisé estando en la UCI. Acabé allí ingresado por una grave neumonía. Mi hijo José Julián me llevó las pruebas para que las repasara y diera el Ok. Esto fue durante una de las visitas permitidas, ya que es un área restringida, allí, lleno de tubos y sondas, sin poder articular palabra daba la aprobación a cada página asintiendo con los ojos. Otras más agradables fueron quizás cuando entregué en mano la revista Encomienda a varias personalidades como la Reina Sofía, Stephen Hawking o José Bono. Otra muy llamativa fue un correo que recibimos hace muchos años, cuando internet apenas empezaba, de un vecino de Villarejo que estaba en la Patagonia y nos seguía por internet. Este vecino nos envió una foto de un indicador que ponía “A Villarejo…” informándonos de los miles de kilómetros que nos separaban.


Pre.- ¿Cómo va a ser y en qué manera va a afectar el cambio del papel por el portal digital? ¿Qué sensaciones te causa abandonar esa idea originaria para adaptarlo a las nuevas tecnologías?

Res.- Es un cambio enorme, sobre todo para muchas personas que aún no se han acercado a las nuevas tecnologías, pero no se puede luchar contra lo inevitable. Aún no sabemos la aceptación que tendrá esta nueva etapa, aunque en teoría el nuevo medio ofrece innumerables ventajas, como la inmediatez, la disponibilidad en todo momento en dispositivos móviles, el diseño a todo color, la capacidad casi infinita de información, los motores de búsqueda, etc. Aparte, la hemeroteca en papel se mantendrá ahí de forma indefinida, junto con otras secciones históricas como las Fotos con Historia. La sensación que tengo es de pena por lo que ha significado Encomienda todos estos años para nosotros y para el pueblo. Siempre ha sido una gran satisfacción ver a toda la gente con la revista bajo el brazo en los días de reparto, así como saber fehacientemente que muchas personas mayores se han enganchado a la lectura gracias a la revista Encomienda. 

Pre.- Ya es tradición como cierre de las entrevistas, ¿Qué le dirías a los vecinos de Villarejo de Salvanés?patriciaPor Patricia Prudencio Muñoz

Res.- Primero pedir disculpas por si alguna vez, algún artículo ha molestado a alguien. Siento mucho haber tenido que dar este paso,  sobre todo por las personas mayores que tenían a Encomienda como su principal medio de información. Al mismo tiempo les animo a que se acerquen a las nuevas tecnologías, que pidan ayuda a sus más allegados para obtener las vías de acceso a la información, ya sea con dispositivos, o hasta incluso con artículos impresos. También agradecer los numerosos reconocimientos oficiales a nuestro trabajo, entre ellos, cuando fuimos Pregoneros de las Fiestas en 2016, y en las fiestas de San Andrés en Fuentidueña, el homenaje que nos hizo el Ayuntamiento en Telemadrid en 2007, la Espiga de Oro en 2004,las placas recibidas en diversos deportes como de la EMF Villarejo, BBT Las Peñas Gordas, Federación Madrileña de Caza, etc..Muchas gracias a todos los colaboradores, anunciantes y a todos los que nos han seguido durante todos estos años. Os animamos a que nos acompañéis en esta nueva andadura para seguir llevando a Encomienda todavía más lejos. 

Redes sociales

© 2019 Encomienda Mayor de Castilla. Todos los derechos reservados.Diseño y Desarrollo por José Julián

Search