Historia de Villarejo

El perdido retablo de Villarejo de Salvanés

En el verano de 1936, al comienzo de la Guerra Civil Española, fue destruido el retablo de la Iglesia de San Andrés en el que figuraban cuatro cuadros del pintor murciano Pedro de Orrente (1580 - 1645). Después de tantos años, siguen existiendo dudas sobre el destino final de dichos cuadros y su posible salvación.

En el programa de las fiestas de Villarejo de 1972, se publicaron las fotografían de los cuadros, conseguidas por el cronista del pueblo don José Domingo. Posteriormente en un artículo del arqueólogo Luis Andrés Domingo, se volvieron a publicar en la revista local Encomienda.

A continuación se pueden consultar y descargar en PDF sendos artículos de Luis Andrés titulados "Sombras y Ceniza I y II", publicados en la Encomienda de noviembre de 2011 y enero de 2014.

201101 Luis Andres 1Sombras y Ceniza I... Por Luis Andrés Domingo Puertas    201401 Luis Andres 1Sombras y Ceniza II... Por Luis Andrés Domingo Puertas

En el Boletín de la Sociedad Española de Excursiones de junio de 1928, figura una reseña sobre nuestro pueblo y una fotografía del retablo perdido; aunque la fotografía en blanco y negro es pequeña y no se aprecian nítidamente los distintos componentes del retablo, sí que es posible hacerse una idea de la majestuosidad del mismo, comparando la fotografía de hace 91 años con fotografías actuales.

67774394 2411097062262765 8261593426076631040 n

Retablo de la Iglesia de San Andrés en 1928


La revista en pdf se puede ver en
https://ddd.uab.cat/…/bolsoce…/bolsocespexc_a1928m6v36t2.pdf

Boletà n de la Sociedad espaÃola de excursiones

“Cruzado el Tajuña y su fértil valle llegamos a Villarejo de Salvanés, en donde, a instancia de varios excursionistas, se hizo una corta parada.

Esta villa perteneció en otro tiempo a la Orden de Santiago y conserva algunos interesantes vestigios de su pasado. De su antigua fortaleza puede hoy verse uno de los torreones y parte de las murallas. La iglesia parroquial, de recia construcción, fue asentada aprovechándose, al parecer, parte de la antigua muralla. Consta de una sola y amplia nave, cubierta con bóvedas de crucería, que datan del siglo XV, y de varias capillas adosadas. El retablo mayor es importante por ostentar cuatro hermosas pinturas de Orrente, que representan: la Adoración de los Reyes, la Venida del Espíritu Santo, San Ildefonso y la Anunciación. " Estas pinturas son una réplica de otras de Orrente procedentes de un retablo que, tallado por Salzillo, existió en una iglesia de Murcia y pasaron luego a poder de la familia Fontes de aquella ciudad.”

© 2019 Encomienda Mayor de Castilla. Todos los derechos reservados.Diseño y Desarrollo por José Julián

Search