Desde el Portazgo de Alharilla

Mientras dure la guerra. “Venceréis pero no convenceréis”

RAE6LIGBZ771R873

Dos frases, una el título de la película que estos días está en cartelera, la otra la famosa frase de Miguel de Unamuno en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca, las dos importantes en el fondo argumental de la película, la primera de calado hacia la meditación de la  sociedad española, la segunda un mensaje sobre la prepotencia “facistoide”, de los que querían ganar por la fuerza, no se sabe si fueron exactamente esas mismas palabras las que pronuncio Miguel de Unamuno, en el histórico acto del día 12 de octubre del 36 en el paraninfo de la Universidad de Salamanca, en contestación a las proclamas a favor de los golpistas sublevados contra el Gobierno Democrático de España, encabezado por el fundador de la Legión Millán-Astray, acto al que también asistía Carmen Polo la mujer del general Franco, por entonces asentados en Salamanca.

 He leído varias entrevistas de Amenábar, director del largometraje, y todavía no he captado verdaderamente lo que quiere trasmitir con el título de la película, sí nos muestra lo que fue la guerra “incivil”, como dijo Unamuno, un golpe de estado contra un Gobierno legalmente constituido y con el que “los poderes conservadores” no estaban de acuerdo, no estaban de acuerdo con los sindicatos,  con los partidos de izquierda, con las libertades sociales, en definitiva, no estaban de acuerdo con la democracia, por la que había votado mayoritariamente el pueblo español.

 Sí, ya sé que se dieron unas circunstancias inaceptables de calado incluso internacional pero, por todos, por ambos sectores, por ambos bandos, republicanos y conservadores, rojos y azules, utilizando el ejercito contra el pueblo, militares contra civiles, civiles contra civiles, hermanos contra hermanos, miseria contra opulencia, hambre contra saciedad…

 Quiere decir el guionista, el director de la película, que mientras duren las “consecuencias”, no se terminará la confrontación, los odios y, que tendrán que pasar varias generaciones más para que se erradiquen todas las barbaridades que se cometieron, da igual quien empezó, quien continuó, ambos dejaron mucho dolor personal que es difícil de calmar, de olvidar, cuando es la pérdida injusta de seres queridos.

miestrasdurelaguerraComienza la película con la bandera tricolor al viento, la que representaba al Estado Español en aquel tiempo y termina con la rojigualda ondeada también por el viento que representa igualmente hoy a España, bandera que fue ratificada por la Constitución del 78, la cinta va desgranando los distintos episodios de lo que fue la contienda. En este caso la declaración del estado de sitio por los militares armados, en la plaza de Salamanca, de ahí se van  desarrollando las distintas escenas en torno a la vida cotidiana del personaje central, el rector de la Universidad Don de Miguel de Unamuno, su familia, sus hijas, nieto, ama de llaves, su tertulia en el café, con sus amigos  de siempre  entre ellos Atilano cura anglicano, sus paseos por la ciudad y por el campo, sus ratos de papiroflexia haciendo figuras de papel para su nieto, “Yo sí te entiendo abuelo”, sus recuerdos de juventud junto a su novia eterna, a la que llama madre, porque esa es la concepción que tiene de la mujer, solo como madre.

 Miguel de Unamuno tiene un historial ilustre como académico, rector, filósofo,  escritor, poeta, pero también está lleno de contradicciones sobre la vida, las relaciones, la política, militante socialista, fue concejal por la Conjunción Republicano-Socialista y diputado a Cortes, durante la República, tres veces nombrado rector y tres veces destituido, en desacuerdo con las políticas gubernamentales, se pone de parte de los militares golpistas pensando según él, que pondrán orden, se suma a los  comunicados a favor y hace una aportación en metálico (Cinco mil pesetas).

 Unamuno vive muy de cerca el golpe militar ya que Franco se instala con su familia y la Junta Militar en Salamanca, descubriendo la política de los nuevos dirigentes militares y falangistas, ve como detienen a sus amigos tertulianos, al alcalde, el cura anglicano, ante tales injusticias solicita mediar por ellos ante el Caudillo, recibiendo de éste, él no por respuesta, sin juicio previo son fusilados cayendo en la desesperanza.

 Llega el 12 de octubre se celebra, el llamado Día de la Raza y se organiza un acto en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca, al que asisten el obispo Plá y Daniel, José Maria Pemán, el general Millán Astray, fundador de la Legión, preside el evento Carmen Polo de Franco, el acto  fundamentalmente termina glosando el golpismo militar franquista, en un salón repleto de eufóricos militares, falangistas y paisanos adictos al nuevo régimen, Unamuno que en un principio solo iba a ser el presentador de los intervinientes, toma nota en el papel de los nombres y cuando terminan las intervenciones, solicita la palabra para decir más o menos:

“Ya me conocéis bien y estáis esperando mis palabras porque sabéis que no soy capaz de permanecer callado ante lo que se está diciendo. Callar, a veces es asentir, el silencio se puede interpretar como aquiescencia. Se ha hablado de civilización cristiana pero ésta, la nuestra, es una guerra incivil y no puede convencer al odio, contra la inteligencia, algo que no deja lugar a la compasión, llamándola antiespaña. Vencer no es convencer o ‘Venceréis pero no convenceréis’)…”. La algarabía del auditorio cortó a Unamuno oyéndose el grito de ¡Viva la muerte! interviniendo Millan-Astray con su ¡Mueran los intelectuales!, al tiempo que invitaba al rector a salir del paraninfo protegido junto a Carmen Polo, admiradora del rector como poeta y escritor.

 Ante aquel conflicto, apesadumbrado Miguel de Unamuno se recluyó en su domicilio, hasta el día de su muerte el 30 de diciembre de 1936.

 NOTA. Esperemos que mientras pasan acontecimientos, se agote la durabilidad y poco a poco las nuevas generaciones agoten los resquemores, de aquella contienda.

© 2019 Encomienda Mayor de Castilla. Todos los derechos reservados.Diseño y Desarrollo por José Julián

Search